contador gratis Argentina festejó en Wembley: venció a Italia y se quedó con la Finalissima - Periodista 360
  • Inicio
  • >
  • Destacado
  • >
  • Argentina festejó en Wembley: venció a Italia y se quedó con la Finalissima

Argentina festejó en Wembley: venció a Italia y se quedó con la Finalissima

  • por PERIODISTA 360
  • 1 de junio, 2022

El conjunto que dirige Scaloni se impuso 3 a 0 en Londres y prolonga su invicto, además de motivar más el sueño en el mundial de Qatar 2022. Los goles fueron marcados por Lautaro Martínez, Di María y Dybala.


El festejo alocado de las almas albicelestes en las tribunas del mítico estadio de Wembley, en el corazón de Londres, fue reflejo de la pasión desatada y de la ilusión existente con respecto a la Selección Argentina.

Abrazados, algunos con llantos, los argentinos pretenden que mañana mismo empiece el mundial de Qatar 2022, donde el combinado nacional irá con todas sus ilusiones y con un grupo que respalda dicha esperanza. Y fiel imagen de esa entelequia se disfrutó en la Finalissima, donde Argentina derrotó con holgura 3 a 0 a Italia y suma un nuevo título de carácter oficial.

Vale aclarar que este partido enfrentó al campeón de la Copa América con el ganador de Europa y por eso, con homenaje a Diego Maradona como excusa, el partido sirvió para darle importancia al duelo y revalorizar los viejos duelos entre ambos continentes.

Y al equipo dirigido por Lionel Scaloni, para volver a medirse con los equipos europeos, cuenta pendiente de este proceso que tiene el invicto más largo de la historia para AFA.

Para que la fiesta fuera completa, Lionel Messi hizo su gracia, jugando concentrado y guiando al equipo con su inspiración para llegar al arco de Donnarumma.

Y cuando el partido se puso áspero, nunca escondió su figura, se bancó patadas y dejó su sello.

Dibu Martínez había tapado un remate de Raspadori para una Italia que a pesar de no contar con Insigne ni Verrati, lo mismo presentó problemas. Argentina tenía profundidad pero carecía de esa lucidez para golpear, hasta que Messi frotó la lámpara y la historia fue otra. La máxima virtud del equipo de Scaloni sigue siendo el compromiso y la presión, virtudes que permitieron abrir la cuenta: quite y habilitación con valor agregado de Lo Celso, Messi se sacó de encima a Di Lorenzo y asistencia para que Lautaro Martínez renovara credenciales de goleador de esta gran etapa. Toque y a la red.

Y después el propio «Toro» armó la jugada del segundo gol, a cargo de Di María. Aguantó y giró sobre Bonucci y milimétrica habilitación para que el «fideo» picara con exquisitez ante el arquero y desatar el carnaval.

En el complemento Di María tuvo dos remates para incluso ampliar y Lo Celso no pudo coronar un pase de Messi que cruzó el area, jugada que nació precisamente de uno de los fuertes del equipo: presión y asfixia sobre la pelota para no permitir salida limpia del rival desde el arco.

Messi también se animó a patear pero Donnarumma le ahogó el grito que hubiese sido la frutilla del postre. Italia se vio superada, nerviosa por momento, y con la mirada puesta como premio consuelo en la Nation League, donde enfrentará a Hungría este martes, ya que no clasificó al mundial pero siempre es rival de fuste, además de ser el dueño de Europa.

Y la frutilla del postre llegó con el cordobés Paulo Dybala, bajando el telón del partido, ingresando en el descuento y poniendo el tercero en el marcador, un gol que puede significarle un boleto a la lista mundialista para el ex Instituto.

El hincha argentino tiene el corazón a mil pulsaciones y la Selección colabora con ese diagnóstico, sobre todo porque tuvo su exigencia ante el campeón de Europa, con otra idiosincrasia y táctica respecto de los equipos sudamericanos. Por la talla del rival, el examen fue aprobado con creces. Y el sueño en Qatar 2022 sigue tomando vitaminas, a cinco meses de la Copa.

4D Producciones

Estado del Tránsito