21 de enero, 2018

Detallaron cómo la Uocra de Bahía Blanca obligaba a "entregar dinero" para que los contratistas pudieran "trabajar"

El titular de la Cámara de la Construcción local aseguró que por ese motivo “era más caro construir en Bahía Blanca y en La Plata”


Tras la detención de ex dirigentes sindicales de la Uocra, el titular de la delegación Bahía Blanca de la Cámara de la Construcción, Pablo Quantín, afirmó que empresarios del rubro fueron obligados a “entregar dinero” al sindicato local para “poder trabajar”. A su vez, aseguró que era usual que los sindicalistas reclamaran beneficios extras de lo acordado en los convenios colectivos.

En este sentido, Quantín explicó que “el costo de la construcción era más caro” en Bahía Blanca y en La Plata por el monto que se debía pagar para trabajar a los titulares de la Uocra. “La plata que se daba no era coima, ni para conseguir nada o pagar un servicio, era entregar dinero para poder trabajar”, aclaró.

El contratista explicó que el modus operandi de este gremio era “condicionar a determinados proovedores” y “solicitar remuneraciones que no estaban previstas en los contratos” en tanto que, si no se contrataban las empresas sugeridas para las viandas aunque se remuneraba al personal “estaban en problemas” ya que argumentó que desde la Uocra, “actuaban con violencia”.

“Tornaron inviable el trabajo”, disparó y afirmó que los operarios “tenían que hacer lo que el dirigente gremial, entre comillas, le exigía que haga”. En declaraciones a Radio 10, Quantín aseveró que “no había receptividad en ningún ámbito, ni político, ni judicial” para poder hacer las denuncias, por lo que indicó que “no se hacían obras” o que “las pocas que se hacían eran muy caras

Los afectados por estas maniobras de los sindicalistas fueron una veintena de empresas constructoras de Bahía Blanca, según confirmó el representante de la CAC local. En la misma línea, aclaró que aclaró que su empresa Vial Agro “nunca entregó dinero, pero otras sí le entregaron dinero” y que los reclamos extorsivos se producían acorde al tamaño de la empresa.

El jueves pasado diez dirigentes sindicales que hasta octubre del 2017 integraban la conducción del gremio de la construcción (UOCRA) en Bahía Blanca fueron detenidos en el marco de una causa por asociación ilícita y extorsión. Entre ellos se encuentra  Humberto Monteros, máximo referente local del sindicato.

happy wheels game

Etiquetas del artículo

Artículos Relacionados