contador gratis Destacan la cooperación público-privada para impulsar proyectos como el de la científica Simian | Periodista 360
  • Inicio
  • >
  • Tecnología
  • >
  • Destacan la cooperación público-privada para impulsar proyectos como el de la científica Simian

Destacan la cooperación público-privada para impulsar proyectos como el de la científica Simian

  • por PERIODISTA 360
  • 14 de mayo, 2019

Lo hizo la directora médica y de Investigación y Desarrollo de GSK para Argentina y Cono Sur, Rosana Felice, y detalló el funcionamiento del programa Trust in Science, un acuerdo público-privado que otorga fondos a proyectos de investigación, entre los que se encuentra el de la científica del Conicet que participó de un concurso televisivo.

En los últimos días, la actualidad de la ciencia en Argentina quedó en el centro de la polémica luego de la participación de Marina Simian, una científica del Conicet, en un concurso de un programa de televisión para obtener fondos y poder continuar con las investigaciones para desarrollar tratamientos para el cáncer de mama, mientras que denunció la falta de financiamiento del Estado.

Simian es parte de un grupo de investigación que en 2017 ganó uno de los subsidios conjuntos que brinda la empresa británica de productos farmacéuticos, GlaxoSmithKline (GSK), y la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (antes Ministerio), en el marco del programa Trust in Science, basado en acuerdos de cofinanciamiento.

“En 2011 nosotros iniciamos un acuerdo de cooperación público-privada para dar fondos a proyectos de investigación básica en ciencias duras”, explicó Rosana Felice, directora médica y de Investigación y Desarrollo de GSK para Argentina y Cono Sur, y continuó: “Esto nace como una forma de captar la buena capacidad de los científicos de Argentina y tener la oportunidad de trabajar en conjunto entre una entidad pública y una privada para hacer progresar diferentes tipos de proyectos”.

Respecto a eso, Felice expresó: “Nuestra experiencia es que la cooperación público-privada en ciencia es muy útil, muy productiva y reúne lo mejor de cada mundo: las compañías pueden aportar, como es el caso de GSK, no sólo fondos, sino también el conocimiento de sus propios científicos, quienes funcionan como mentores para los grupos locales. Se da un intercambio que enriquece a los dos lados, es bidireccional”.

“Desde que empezó el programa, invertimos en la argentina unos 6 millones y medio de dólares, y es muy importante destacar que el manejo fue completamente transparente, no sólo por parte de la compañía, sino también de la Secretaria de Ciencia. Todo ese dinero llegó a los investigadores y ellos lo utilizan para invertirlos en equipamiento, posibilidad de trabajar en congresos internacionales, de publicar en importantes revistas de su especialidad, etc. Estamos muy conformes con la forma en que se ha manejado el programa hasta ahora”, agregó la médica especialista en farmacología clínica, ginecología y obstetricia.

Sobre Marina Simian, Rosana Felice manifestó: “Es una científica excelente y está trabajando junto con otro grupo de investigadores en lo que se llama cáncer de mama triple negativo, que es un cáncer de mama especialmente severo y con muchas limitaciones actuales en la posibilidad de tratamiento. Por lo tanto, el trabajo que ese grupo está haciendo es muy importante para identificar futuros tratamientos en estos casos”.

Y añadió, respecto a la polémica que se generó luego de su participación en el programa “¿Quién quiere ser millonario?”: “Yo creo que los investigadores son profesionales y tienen derecho a hacerse escuchar y buscar los medios que sean necesarios. Nosotros colaboramos de otra manera, trabajamos en conjunto y sabemos de su calidad, después lo que hagan para obtener recursos es su responsabilidad y es respetable”.

Consultada sobre la continuidad del programa Trust in Science en Argentina, precisó: “Nosotros hasta el momento hemos financiado alrededor de 25 proyectos en estos años, sin dudas el año que viene y el siguiente vamos a continuar y luego, en base a lo que vaya sucediendo y como vaya saliendo la producción de estos proyectos, seguramente volveremos a invertir en ciencia en Argentina. Nuestra experiencia de esta cooperación público-privada es altamente positiva”.

“El momento que vive la ciencia en Argentina, desde el punto de vista de su producción intelectual, es muy bueno. Los científicos argentinos, en las diferentes disciplinas, son de alta calidad”, consideró, y detalló: “Los diálogos que se dan con científicos de otras partes del mundo son muy productivos porque los nuestros están muy bien preparados. Tal vez tenga que ver con una larga tradición de universidad pública de alta calidad. Las limitaciones que tienen los científicos del país tiene que ver con las posibilidades materiales”.

Además, Felice fue la primera mujer en formar parte del comité ejecutivo de GSK Argentina y fue pionera en reconocer a las mujeres que marcaron hitos en la ciencia. Respecto a la cuestión de género en ese ámbito, sostuvo que “no escapa a la cuestión de género en general en Argentina y en el mundo”.

“Lo que sucede con las mujeres y las carreras científicas es que las eligen menos y cuando las eligen tienen menos chances de completarlas. A su vez, cuando las completan tienen menos chances de progresar en sus roles y en sus responsabilidades. Hay que promover que las niñas y jóvenes se interesen por la ciencia y separase de esos prejuicios de que no son para las mujeres, hay muchos ejemplos en la historia que han hecho grandes aportes”, finalizó.

Estado del Tránsito